Llámanos al... 911 111 024

Login


Register | Recover Password

Vehículos de renting, guía básica para profesionales

¿Tienes una empresa o trabajas por cuenta propia? ¿Te gustaría aprovechar cada cierto tiempo para estrenar un coche nuevo y, además, tener una serie de beneficios fiscales? Es posible que lo que estés buscando sea el renting y todavía no lo conozcas.

¿Qué es el renting de coches para profesionales?

El renting de coches para profesionales, al igual que el renting para particulares, consiste en un alquiler de vehículos a largo plazo con los servicios incluidos, concretamente de coches, con el fin de que el interesado —en este caso la empresa o el autónomo— puedan conducir un vehículo sin necesidad de tener que comprar uno.

Para ello, solamente es necesario firmar un contrato con una empresa encargada de ofrecer este servicio o una marca específica de vehículos. En el contrato se detallará la cuota a pagar que será calculada en base a la cantidad de meses que se alquila el coche —normalmente, entre 1 y 4 años—, así como la marca y modelo del vehículo y algunos servicios que deben acordarse en ese preciso momento —como los kilómetros máximos estimados que se realizarán en un año o el plazo para el cambio de ruedas aproximado—. Una vez que se firme el contrato la empresa o el trabajador por cuenta propia tendrá la oportunidad de conducir su vehículo nuevo pagando una cuota mensual.

Esta cuota puede ser calculada por las propias empresas de manera exacta o desde internet, donde puedes encontrar diferentes simuladores de renting para coches con algunos formularios a rellenar.

¿En qué me beneficia el renting de coches?

El renting de coches conlleva una serie de importantes beneficios para el cliente, independientemente de quien lo solicite —sobre todo, porque incluye una gran cantidad de servicios derivados del uso del coche—. Estos son:

  • Incluye un seguro a todo riesgo que se paga en la cuota mensual del servicio de renting de coches. La propia empresa es la que se encarga de abonar las cuotas de la póliza a la aseguradora.
  • Incluye las revisiones periódicas del vehículo.
  • Incluye las reparaciones del coche en caso de avería. Así mismo, en caso de que el cliente se quede sin vehículo, la empresa proporciona un coche de sustitución. Es la empresa quien asume los costes de las reparaciones.
  • Asistencia en carretera 24 horas.
  • Incluye el servicio de reclamación de multas hasta agotar los recursos mediante la vía administrativa.
  • Permite a la empresa, así como al trabajador autónomo —o al particular—, la posibilidad de estrenar un coche nuevo cada cierto tiempo. Cuando finaliza el contrato de arrendamiento del coche, se puede pasar a utilizar cualquier otro vehículo con el fin de probar las últimas prestaciones y disfrutar de las ventajas de tener un coche nuevo.
  • Permite rentar coches de gama alta y utilizarlos como si fueran propios.

Renting coches de gama alta

Las primeras impresiones son muy importantes, sobre todo en el mundo laboral. Varios estudios afirman que los coches de gama alta suelen influir favorablemente en la generación de las mismas.

El renting de coches tiene otra ventaja destacada y es que permite a las empresas y a los autónomos adquirir coches de gama alta y reforzar su imagen profesional. El renting de Mercedes y el renting de Porsche, concretamente, suele ser una de las principales elecciones por los profesionales. Así mismo, cada marca cuenta con sus diferentes modelos de vehículos que también pueden ser ofrecidos por las empresas especializadas en el sector. Los servicios más demandados suelen ser el renting de Mercedes Clase A, el renting de Mercedes GLC pero, también, el renting de Porsche Macan o el renting de Porsche Cayenne.

El renting de coches de gama alta está en auge en los últimos tiempos en todo el territorio español. Este ha permitido a los profesionales mejorar su imagen, pero también aprovechar este servicio para probar los mejores vehículos del mercado cada cierto tiempo y conocer las últimas prestaciones en cuando a conducción, comodidad y seguridad de los coches más modernos.

¿Qué diferencia el renting para profesionales del renting para particulares?

La diferencia principal entre el renting para profesionales y el renting para particulares radica, sobre todo, en las cuestiones fiscales. En el caso del renting para empresas y sociedades mercantiles, este tipo de alquiler de coches permite desgravarse ante el Impuesto de Sociedades el importe total de las cuotas mensuales de su renting, ya que este se considera un gasto derivado de su actividad profesional.

En el caso del renting para autónomos o trabajadores por cuenta propia, las ventajas fiscales que tiene este servicio es que pueden deducirse el importe de su cuota mensual de renting en el Régimen de Estimación Directa del IRPF. Por supuesto, el uso del vehículo debe justificarse como un gasto derivado de su actividad profesional.

En el caso de los particulares, no tienen posibilidad de ningún tipo de deducción fiscal por contratar un coche de renting.

¿Puedo comprar coches de renting?

Por último, otra de las principales ventajas que tiene este servicio es que permite la compra del vehículo que ha sido utilizado como renting. Es decir, la persona o empresa que ha estado usando un determinado coche de renting puede renovar el contrato de renting o optar a la compra del coche de renting, así como cambiar a otro coche mediante este servicio.

Las ventajas de comprar un coche de renting es que este resulta mucho más económico que cualquier otro vehículo a estrenar. Así mismo, el coche de renting suele contar con un año de garantía, ofrecida por la empresa encargada de ofrecer este servicio. Normalmente, los coches que han sido utilizados para renting suelen pasar una revisión mecánica antes de su venta para asegurar al comprador que este se encuentra en perfecto estado.

Otra de las opciones es comprar un coche de renting sin necesidad de haberlo utilizado. Es decir, aprovechar un vehículo de ocasión que haya sido utilizado para renting por otras personas y comprarlo.

TRANSLATE